mde
Justificación y objetivos

Los países e la Unión Europea han ido liberalizando progresivamente los sectores más estratégicos de sus economías, entre los que se encuentra el sector de la Energía que ha venido sufriendo en los últimos años una profunda reestructuración mediante una serie de Directivas cuyo objetivo ha sido el de unificar ese impulso liberalizador con la finalidad de crear un Mercado Único de la Energía de ámbito europeo.

Así, el sector energético, clave en la economía de los países miembros de la UE, ha si do objeto de profundas transformaciones. Los Estados europeos han privatizado o están privatizando sus empresas petroleras, gasistas y eléctricas al tiempo que han de liberalizar sus mercados y permitir la entrada a nuevos operadores, incluidos los extranjeros en sus mercados internos nacionales; creando así unas condiciones de mercado que buscan la máxima competencia entre los operadores sin olvidarnos de la eficiencia energética, la modernización de las infraestructuras más esenciales así como el refuerzo de las energías alternativas y todo ello sin dejar de lado el carácter de servicio esencial y estratégico del sector de la energía.

Los instrumentos jurídicos en este proceso liberalizador son esenciales y el papel de las autoridades de regulación, imprescindible. Además, el momento embrionario del proceso de liberalización al que asistimos es una oportunidad para adentrarse en el mercado de formación de especialistas que, desde poco tiempo atrás, ya son necesarios y cuyo nivel de preparación debe ser muy alto.

Por otra parte, la complejidad de la liberalización es patente desde el momento en que se han diferenciado distintos mercados e impulsos liberalizadores, destacando así   los mercados del petróleo, del gas y de la electricidad, así como el emergente sector de las energías renovables. Esto hace aún más necesarios profesionales con un alto nivel de formación tanto desde el punto de vistas jurídico como de mercado.

La convergencia, a su vez, de estos mercados es aún más evidente, y esto implica que sea necesaria una formación íntegra y que el análisis del sector energético tenga que se un estudio completo y exhaustivo desde diferentes perspectivas.

Conscientes de la necesidad de completar el Programa MNDE con materias que permitan abarcar un profundo conocimiento del sector y de sus implicaciones jurídicas, técnicas, económicas y de mercado, el MNDE que, en un inicio, tuvo contenido exclusivamente regulatorio y jurídico, se ha transformado en el Master en Negocio y Derecho de la Energía, y se ha ampliado el tratamiento específico de nuevas áreas. De esta forma, se ha elaborado un programa que incluye un análisis, no sólo jurídico, sino también empresarial, de las diferentes actividades energéticas nacionales y de la UE.

Teniendo en cuenta lo antes expuesto, con el actual Programa se analizan los mercados del petróleo, del gas, de la electricidad, de las energías renovables y subsidiariamente del carbón. Y todo ello desde diversas perspectivas jurídicas, esto es, administrativa, mercantil, contractual y de la competencia, sin olvidar el medioambiente, factor clave del desarrollo sostenido, y de negocio, esto es, creación, gestión y dirección de empresas.

El principal objetivo del Master es facilitar a sus alumnos el conocimiento, no sólo del marco normativo del sector energético, sino también desde una visión empresarial de los sujetos que desarrollan actividades en el sector, así como una amplia perspectiva de aspectos relacionados con la gestión empresarial de empresas del sector, y siempre procurando una constante aplicación práctica del contenido del Programa.

Todos los derechos reservados © Cremades & Calvo-Sotelo | Aviso Legal